STEINIANA

REVISTA DE ESTUDIOS
INTERDISCIPLINARIOS
ISSN 0719-8728

2018 / Nº2 / VOL.II

Ver edición completa en PDF

 

 

De hecho, la diversidad de los investigadores, provenientes de países de lengua germana, italiana, francesa, portuguesa y española acreditan una preocupación valiosa de los editores por abrir las riquezas extraordinarias del pensamiento steiniano más allá del ámbito germano a culturas múltiples, verificando así la capacidad intrínseca de dicho pensamiento para el diálogo intercultural a través del ejercicio y del desafío de la inter- y multidisciplinariedad. Entre los especialistas destacan, sin duda, los nombres, altamente reconocidos a nivel de estudios steinianos, como Bárbara Gerl-Falkovitz, Angela Ales Bello, Peter Volek y Claudia Mariela Wulf, sin desmerecer el aporte significativo de otros investigadores más jóvenes, como el mismo editor Marcus Knaup, Christopf Betschart, Tonke Tanneboom y René Ratschke, quienes logran presentar el pensamiento de la discípula de Husserl con acierto sorprendente. Así lo ejemplifican la presentación de la Lebenskraft –Betschart- en sus facétas múltiples o de la Erfahrung y su distinción del Erlebnis-Tanneboom y la Bekundung-René Ratschke. Sin embargo, la ausencia de contribuciones de Hans Rainer Sepp, Antonio Calcagno y Eric Rus entre otros, -sean por las razones que sean-, abren sensibles lagunas en el ESL en cuanto no aparecen temas estudiados más a fondo por estos especialistas renombrados. Además, debe constarse que que la elaboración de algunas contribuciones, lastimosamente, son menos logrados, como por ejemplo la de Trinität-, o son incompletos, como sucede con la Gewissheit-o se presentan simplemente crípticos como la Konstitution. Si estos defectos se deben a la falta de competencia de los autores en las temáticas, o si bien a la manera de cómo se traduce los artículos respectivos a un idioma diferente al original, es una pregunta abierta.

Sin duda, la selección de los artículos presentados por el ESL sigue una orientación común, aplicada, de modo coherente en consonancia con los contenidos específicos tratados, es decir, ”una definición inicial del concepto”, una breve historia de su problemática, enfocada desde Stein”, la ”presentación de su contenido propio a través de textos steinianos”, la “indicación a otros conceptos parecidos o antitéticos” y una “breve visión global de la literatura secundaria” (p.8). Pese a que los editores admiten, “que son reconocibles los matices personales de los diferentes autores y se pretende obtener tanta consonancia y coincidencia posible”(p8), una cierta precomprensión desfavorable se hace notar en la selección de los artículos al momento de decidirse por una voz y no por la otra y elaborar el contenido de la voz a través de ciertas preferencias, que podrían ser otras. Lo que sí puede observarse, con nitidez es que se evita, exitosamente, “introducir en el punto de partida de la fenomenóloga, que trabaja de modo estrictamente científico”, en el sentido husserliano, “asociaciones de la feminista temprana y de la posterior santa”(p.7). De hecho, resulta valiosísimo el esfuerzo del ESL por delimitar su contenido a la “filosofía” steiniana, un tanto descuidada por la avalancha de las publicaciones de los estudios en torno a Stein desde su canonización. Sin embargo, una cierta falta de unanimidad de criterios se hace notar respecto a temas abiertas, como por ejemplo, la complejidad temática del pensamiento steiniana y su evolución intrincada desde los Frühwerke” hasta su punto final en la Ciencia de la cruz, como también la relación continua discontinua entre Stein y su Maestro y finalmente las dudas respecto al uso del método fenomenológico de la autora hasta en sus últimas obras más místicas, -temas que podrían ser mejor atendidos debido a su importancia para la comprensión de la originalidad de la discípula de Husserl, que el ESL pretende sacar a la luz. El Lexikon no podrá hacerse cargo, sin duda, de tales temas espinudos, pero si se podría esperar una cierta orientación básica hacia un posible abordaje investigativo.

           Si bien se aprecia profundidad y acierto en la presentación de los contenidos, elaborados con criterios sólidos y opciones validados por el pensamiento steiniano, sin embargo el desarrollo de la temática más propia y original de Stein revela sensibles lagunas, que desconciertan. Extraña por ejemplo que la Intención, un importante término técnico de la fenomenología tanto husserlinan como steiniana, se desarrolla a través de la voz Absicht sin atender mayormente, la coincidencia y distancia de la discípula con respecto al Maestro. Lo mismo sucede con la voz del Cogito, repensado, de modo novedoso por Stein en cuanto Ich fühle. Por su parte la Gewissheit es abordado en forma tan rudimentaria, que su desarrollo dista mucho de la profundidad de tal temática en la obra steiniana. Pese a que la elaboración de la voz Originarität/originär atestigua un mayor acierto con respecto al aporte de la discípula de Husserl, sin embargo, su elaboración no trasciende hacia el importante desafío, que dicha Originarität presenta para cualquier quehacer científico, que siempre no es “originario” sino “re-presentativo”. Si la razón última de tales carencias reside en un desconocimiento del verdadero aporte steiniana respecto a la voz abordado de parte del autor o apunta a la necesidad de ser investigado con más a hinco, resulta difícil de dilucidar.

Pese a que las dudas respecto a la presentación de algunas voces son justificables, cabe señalar que una claridad estructural metódica indiscutible impregna la elaboración de cada voz. Pues se parte desde una aproximación mas general para llegar a los detalles específicos, lo cual permite apreciar los ejes transversales de los grandes temas steinianos, dilucidos a través de una cierta armonía de líneas conductoras afinadas. Sin embargo, se echa de menos un detenerse más explícito en los múltiples nudos problemáticos de la argumentación steiniana a veces repetitiva en sus detalles, pero esclarecida por la autora en una síntesis final, que alivia, pedagógicamente, la comprensión de tanta hondura y especificación de un contenido compleja y de muchas influencias diversas. La discípula de Husserl tiene, sin duda, su estilo de argumentar y más todavía una forma mentis muy bien perfilada. En este sentido resulta difícil entender, por qué esta forma mentis, que quisiera calificar como genuinamente “católica”, no es tratado con debida atención.

No cabe duda, que el ESL permite apreciar el esfuerzo por lograr “claridad y cercanía al punto de partida” de Stein (p.8). Los artículos, como también “su interrelación con los conceptos comprendidos, usualmente”, plasman además muy bien su ”correspondencia con otros puntos de partida filosófica”(p. 8). Sin embargo, el gran tema no resuelto a nivel de los estudios steinianos, es decir, si Stein busca sólo armonizar la fenomenología husserliana con la escolástica o intenta contrastar ambos pensamientos hasta una ruptura notable, no aparece suficientemente expresado y matizado. Precisamente esto permitiría resaltar mejor la originalidad indiscutible de la discípula de Husserl. Otro aspecto metódico loable y a la vez cuestionable es la fundamentación del desarrollo de cada voz en la misma obra de Stein, lo cual, en principio, permite el acceso genuino al pensamiento misma de la autora, mostrando sus articulaciones más importantes y pertinentes. Sin embargo, en algunos casos las citas explícitas pasan de largo del núcleo problemático de la temática de la voz propiamente tal, o despiertan la pregunta, por qué esta cita y no otra. Lo mismo vale de la selección de referencias precisas a autores secundarios, donde no se percibe bien, si la escasez de los estudios secundarios citados se debe a una inexistencia real del tema tratado o a una ignorancia lamentable de lo que realmente se ha investigado ya.

Finalmente cabe constatar que el presente ESL logra ofrecer un adecuado acceso a la complejidad y profundidad del pensamiento de Stein. Pero, si realmente es una ayuda para “lectores atentos e interesados de comprender mejor y más claramente los textos de Stein, en parte altamente complejos y en su forma lingüística no siempre asequible de modo inmediato”(p.8) no resulta tan obvio, según mi parecer, comparando el ESL con el Husserl Lexikon, editado por Hans-Helmut Ganger, Darmstadt 2010. El presente Edith-Stein- Lexikon deja, más bien, la impresión de aportes desiguales en profundidad y calidad, que unas veces apuntan a destinatarios altamente especializados, otras veces no superan un grado mínimo informativo, muy distante de la originalidad de la discípula de Husserl. Un mejoramiento de tales defectos, sin duda, se podrá esperar para una segunda edición de este valioso instrumento para el trabajo investigativo en la obra de Stein, que no debería tardar mucho.